sábado, 24 de diciembre de 2016

El amor no es igual a la violencia.


Los estudios realizados, demuestran que muchas jóvenes entienden los celos, el decidir como tiene que ir vestida, con quien puede juntarse, y muchos comportamientos de este estilo como una muestra de amor. A través de estos estudios se ha llegado a la conclusión de que uno de los primeros signos de violencia de genero se camufla como "amor romántico".

Estos estudios también demuestran que muchos de los chicos y chicas que han sufrido o sufren violencia de género, lo viven si ser conscientes de ello. En muchos de estos casos, por no decir el la mayoría, los agredidos pasan a ser sumisos, hacen todo lo que su pareja les pida, sin importar su opinión a cerca de eso e incluso en muchas ocasiones el maltratador utiliza la violencia psicológica, que hace que los agredidos lleguen a pedir que no les abandonen.

En cuanto a los agresores, existen dos posturas,  o "no tienen arrepentimiento y lo ven común dentro de su manera de ver el mundo", o su discurso "es estar en contra de todas las políticas de igualdad", les dan mucha importancia a la virginidad de las chicas y piensan que estas se dejan impresionar por su dinero y la imagen de chico duro y poderoso que no puede llorar porque es un "hombre"

Con respecto a las chicas, llegamos a la conclusión de que han sido socializadas en un modelo de amor-sufrimiento con el que ellas se identifican ante una película, un libro o una canción. A partir de ahí, todas las encuestadas reflejan ideas consolidadas como "el amor para toda la vida", "la media naranja", "los celos como signo de amor" o la esperanza de que "el amor lo cambia todo". Por su parte, ellos reproducen el modelo cultural de masculinidad hegemónica: líderes de grupos, chulos y malotes entre otros.

-PERO RECUERDA, EL AMOR NO ES DOLOR, EL AMOR DEJA HUELLA EN EL CORAZÓN, NO EN LA PIEL.

A ras del suelo - Antonio José

Pulling teeth - Green Day pulling teeth (subtitulado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada